• carruse1l8.jpg
  • carruse1l9.jpg
  • carruse5l.jpg
  • carruse6l.jpg
  • carruse7l8.jpg
  • carruse9l.jpg
  • carruse15l9.jpg
  • carrusel.jpg
  • carrusel1.jpg
  • carrusel2.jpg
  • carrusel5.jpg
  • carrusel7.jpg
  • carrusel8.jpg
  • carrusel15.jpg
  • carrusel88.jpg
  • carusel5.jpg

Bienvenidos al Sitio de la Sociedad Rural Reconquista

85° EXPOSICIÓN RURAL 2019 DE RECONQUISTA
16° FORO GANADERO y 17° EXPOSICIÓN REGIONAL

 

  • Preparate para la Expo 2019.-

  • Fecha confirmada del 29 de Julio al 5 de Agosto de 2019.-

 

Cuando recién arrancaba la cosecha de soja en el suroeste de Chaco nuevamente lluvias  superaron en promedio los 200 milímetros en vísperas de Pascuas.

En ésta campaña en el NEA sembraron cerca de un millón de hectáreas de soja y 700 mil hectáreas de maíz. Puntualmente Chaco alcanzaba una intención de siembra de 700 mil hectáreas de soja, el 70% del NEA y unas 240 mil hectáreas con el cereal, cerca del 30% del área en esa región.

La zona ya venía con excesos hídricos y ésta nueva tormenta deja un espejo de agua importante sobre 200 mil hectáreas de algodón que estaban en plena cosecha y aseguran desde las casillas paradas que, de lo que quedó en pie, tendrán pérdidas de calidad notorias.

Cabe recordar que la provincia del Chaco ya había perdido unas 15 mil hectáreas  del “oro blanco” en enero último debido a las intensas precipitaciones que determinaron el estado de emergencia hídrica que se extendería hasta el 23 de abril del corriente. El girasol también de las casi 500 mil hectáreas sembradas en ese distrito se perdieron 12 mil has. por excesos hídricos.  

En síntesis, con cálculos aproximados de área afectada y rindes promedios estarían en juego varias miles de toneladas de granos que no moverán el amperímetro y el entusiasmo de una cosecha importante en la presente campaña. Si ésta situación se presentara en la zona núcleo sería otro el cantar.

Pero esa zona del litoral norte argentino sí sufrirá el impacto de las pérdidas, en cualquier tenor, dejando de lado el efecto multiplicador del sector sobre las comunidades del interior.

El escurrimiento de las aguas vía los bajos sudmeridionales, las condiciones del tiempo y la demora de la trilla sobre los lotes listos (hoy muchos anegados) para cosechar indicarán el impacto final del “niño moderado” en esta parte  del país.

 

Fuente: martinsteeman.com