• exporural2018.jpg
  • New Project (5).jpg
  • New Project (6).jpg
  • New Project (7).jpg
  • New Project (8).jpg
  • New Project (9).jpg
  • New Project (10).jpg
  • New Project (11).jpg
  • New Project (12).jpg
  • New Project (13).jpg
  • New Project (14).jpg
  • New Project (15).jpg
  • PLaca dos.jpg
  • placa tres.jpg
  • ruralfinal.jpg

Bienvenidos al Sitio de la Sociedad Rural Reconquista

85° EXPOSICIÓN RURAL 2019 DE RECONQUISTA
16° FORO GANADERO y 17° EXPOSICIÓN REGIONAL

 

  • Preparate para la Expo 2019.-

  • Fecha confirmada del 29 de Julio al 5 de Agosto de 2019.-

 

Por el clima y la falta de financiación, las cosechadoras cayeron un 46% y los tractores 36% durante el 2018. Desde el Instituto IERAL confían en que las buenas cosechas incentiven a los productores para volver a invertir.

 

El Instituto IERAL de la Fundación Mediterranea publicó un informe sobre la actividad de la maquinaria agrícola. “En función de los datos publicados por INDEC relativos al cuarto trimestre se puede confirmar la profunda caída de la actividad que sufrió el sector de maquinaria agrícola y agropartes en el año 2018, aunque también se presentan indicios que vaticinan un comienzo de recuperación”, sostienen. El panorama difiere según el rubro considerado.

 

Yendo a las cifras, las cosechadoras cerraron 2008 con una desplome del 46%, mientras que para los tractores el rojo fue del 36% en comparación con el año anterior. En cuanto a los rubros de implementos y sembradoras, también se registraron bajas del 24% y 21% respectivamente.

 

A partir de estas cifras, el informe de IERAL sostiene que “luego de que las unidades venidas crecieron fuertemente durante el año 2016 y 2017, en el 2018 se revirtió parte de la recuperación, dejando un resultado dispar. Por un lado, las ventas cosechadoras y los tractores que se encuentran un 14% y 15% por encima de 2015. Estos rubros son los que mejor desempeño tuvieron en 2016 y 2017, pero así también los que peor performance mostraron en el año 2018”.

 

Desde esta perspectiva, la mejor situación relativa se observa en las sembradoras, que al igual que las cosechadoras y los tractores tuvieron en 2016 y 2017 desempeños muy positivos. Sin embargo, no sufrieron un desplome tan pronunciado en las ventas en 2018. “Esto explica por qué en el último año se vendieron 57% más unidades que en 2015”.

 

En el caso de los implementos, las ventas de 2018 estuvieron solo 6% encima de las de 2015, aunque a diferencia del resto de los rubros, el impulso en las ventas en los dos años anteriores había sido bastante menor.

 

Considerando el global de ventas de los cuatro rubros, el incremento respecto a 2015 es del 14%. Desde IERAL son optimistas en cuanto a las ventas de 2019: “Luego de una campaña agrícola para el olvido del año pasado, causada por la excepcional sequía que disminuyó de manera notable los rindes agrícolas, las perspectivas para la presente campaña son muy promisorias y permiten avizorar que se trasladen al sector fabril y favorezcan un repunte en las ventas de maquinarias agrícolas y agropartes.”

 

FALTA DE CRÉDITOS. Raúl, Crucianelli, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA) comentó que la falta de financiamiento para la compra de equipos “es una preocupación. Aunque tengamos una buena cosecha, no podemos dejarla sola porque el comprador necesita de un crédito. Un bien de semejeante inversión no se paga con ‘la diaria’”.

 

Con respecto a las peticiones al Gobierno Nacional para aliviar esta situación, Crucianelli señaló que “nos olvidamos de la palabra subsidio, queremos una tasa de interés normal. Algunos dicen que no se puede, pero el Estado puede mínimamente obligar a las entidades bancarias a que un cupo de la cartera de crédito la destinen a la denominada inversión productiva. Si abrimos a los diarios financieros, vemos que las entidades bancarias no están ganando muchísimo, sino recontramuchísimo”. El presidente de CAFMA agregó que “la falta de crédito le está pegando duro al sector y no estamos pidiendo para las empresas, sino para el productor y que pueda comprar”.

 

En cuanto al pedido de incentivos para exportar, el dirigente expresó que “el crédito para las exportaciones no es una novedad. Hoy que estamos abiertos al mundo deberíamos tener créditos a tasas internacionales para poder exportar. La necesidad de exportar no es un pedido del gobierno, todos los fabricantes queremos exportar todos los días. La demanda de la máquina agrícola es estacional y una manera de hacerla pareja es con la venta al exterior. Lamentablemente aquellos mercados que perdimos con aquel dólar planchado, hoy nos cuesta sudor y lágrimas recuperarlos”.