• exporural2018.jpg
  • New Project (5).jpg
  • New Project (6).jpg
  • New Project (7).jpg
  • New Project (8).jpg
  • New Project (9).jpg
  • New Project (10).jpg
  • New Project (11).jpg
  • New Project (12).jpg
  • New Project (13).jpg
  • New Project (14).jpg
  • New Project (15).jpg
  • PLaca dos.jpg
  • placa tres.jpg
  • ruralfinal.jpg

Bienvenidos al Sitio de la Sociedad Rural Reconquista

85° EXPOSICIÓN RURAL 2019 DE RECONQUISTA
16° FORO GANADERO y 17° EXPOSICIÓN REGIONAL

 

  • Preparate para la Expo 2019.-

  • Fecha confirmada del 29 de Julio al 5 de Agosto de 2019.-

 

La confederación provincial lanzó duras críticas a las medidas tomadas por el gobierno de Lifschitz ante las inundaciones en el norte.

 

El gobierno de la provincia de Santa Fe, a través del decreto Nº 0047 firmado por el gobernador Miguel Lifschitz, declaró zona de desastre agropecuario desde el 1 de enero de 2019 hasta el 31 de agosto de 2019 a todas las explotaciones agropecuarias afectadas por los excesos de precipitaciones y anegamientos que se encuentren ubicadas en los distritos de los departamentos 9 de Julio, Vera y General Obligado, así como también a las que se encuentran ubicadas en los distritos de Romang y Colonia Durán pertenecientes al departamento San Javier.

 

 

 

La situación de los campos santafesinos es crítica. Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de la Provincia de Santa Fe (Carsfe) sostienen que en los departamentos del norte provincial las pérdidas son totales. “Se perdió prácticamente toda la campaña de algodón. Respecto a la ganadería perdimos un año entero porque en esta época las vacas madres están gestando o pariendo terneros que se encuentran con el agua al pie, y eso nadie lo restituye”, afirmó Ignacio Mántaras, secretario de la confederación.

 

En relación a la situación actual, Carsfe se sumó a un desafío que se hizo viral, denominado #10YearChallenger y dónde mostró dos publicaciones con diferencia de diez años pero que muestran la misma situación: inundación en los campos.

Los ruralistas sostienen que lo que viene ocurriendo con estos eventos “en los últimos 19 años tuvimos emergencia por inundación o por sequía”. Y agregó: “Son millones lo que pierde el productor, la provincia y el país. Todavía no tenemos herramientas para mitigar o manejar el agua ni sistemas para que un productor pueda recomponerse”. Aseguran que la producción agropecuaria se torna cada vez más difícil y que a los pobladores se les dificulta vivir en zonas donde no reciben respuestas por parte del Estado.

 

Mecanismos que activa la declaración de Emergencia

Aquellos productores que se encuentren en la situación prevista por el decreto y que se encuentren afectados en su producción o capacidad de producción en más del 50% y menos de un 80%, serán considerados en situación de emergencia agropecuaria, otorgándoseles los beneficios previstos para esta situación en la Ley N° 11.297. Esos beneficios comprenden el impuesto inmobiliario devengado hasta la fecha de finalización de dicha situación. Además, se suspenden la iniciación y sustanciación de los juicios y acciones administrativas iniciadas por el cobro de impuestos a partir del dictado del presente y por un plazo de hasta 180 días posteriores a la finalización del plazo establecido.

Sin embargo, Carsfe reconoce que “la declaración de emergencia es una aspirina para un paciente en terapia intensiva, inclusive en algunos casos es un certificado de defunción porque para los bancos un productor que presenta el certificado de emergencia altera su situación y no es sujeto de crédito”. Asimismo sostienen que muchos de los productores no están bancarizados lo que hace que los créditos otorgados por la provincia resulten acotados. “Los productores se tienen que financiar por privado porque no tiene capacidad financiera para afrontar una campaña o está vendiendo otros bienes para salvarse”, agregó Mantaras.

“El 80% de los productores está bancado por acopios, cooperativas o privados que han entregado los insumos a pagar con la cosecha que hoy está bajo agua”.

Afirman que la cadena de pago está “golpeada”. “Todo el entramado económico y social que se establece en torno a la actividad agropecuaria se ve afectado con estos cimbronazos y termina por afectar el ánimo”, dijo el secretario de Carsfe. Al mismo tiempo aseguró que “las respuestas que se dan son acotadas y de manera lenta”.

Consideran que siendo Argentina donde el agro tiene un peso importante termina afectando a la economía. “Es el sector al que se debería cuidar más previniendo estas situaciones. Por eso consideramos que la política está en deuda”, concluyó Mantaras.

 

Fuente: www.airedesantafe.com.ar