• carruse1l8.jpg
  • carruse1l9.jpg
  • carruse5l.jpg
  • carruse6l.jpg
  • carruse7l8.jpg
  • carruse9l.jpg
  • carruse15l9.jpg
  • carrusel.jpg
  • carrusel1.jpg
  • carrusel2.jpg
  • carrusel5.jpg
  • carrusel7.jpg
  • carrusel8.jpg
  • carrusel15.jpg
  • carrusel88.jpg
  • carusel5.jpg

Bienvenidos al Sitio de la Sociedad Rural Reconquista

85° EXPOSICIÓN RURAL 2019 DE RECONQUISTA
16° FORO GANADERO y 17° EXPOSICIÓN REGIONAL

 

  • Preparate para la Expo 2019.-

  • Fecha confirmada del 29 de Julio al 5 de Agosto de 2019.-

 

En los últimos tres años se ha registrado un fuerte cambio en los precios relativos del novillo y del ternero en relación a la inflación, a los insumos y al tipo de cambio.

 

Si se toma como base octubre de 2015, la inflación acumulada al día de hoy es del 168 por ciento; mientras tanto, el valor del novillo en Liniers subió un 118, y la cotización del ternero de invernada (180 kilos) lo hizo sólo un 79 por ciento. El costo del personal también se ubica (129 por ciento) por debajo de la inflación, pero el costo de una pastura subió un 208 por ciento; el gasoil, 221 por ciento; una hectárea de silo de maíz, 196 por ciento; el grano de maíz, 329 por ciento y un índice de insumos ganaderos (ponderado) subió en estos treinta y siete meses un 216 por ciento, bien por arriba de lo que se incrementó el precio del novillo o del ternero de invernada.

El tipo de cambio neto para la carne vacuna, pese a las retenciones y al recorte de los reintegros, subió un 315 por ciento; a modo de comparación, la tarifa residencial de energía eléctrica en la Ciudad de Buenos Aires, subió un 1320 por ciento.

Comercio exterior

Se confía que entre 60 a 90 días se comenzará a embarcar carne a Estados Unidos. Existen en la actualidad sólo diez plantas que han conservado la habilitación para exportar a este destino, pero se confía que a lo largo del año próximo se incorporarán otras. El mercado de carne importada de este país no está pasando el mejor momento: la oferta de carne vacuna ha crecido mucho este año (3,3 por ciento), y se prevé que seguirá aumentando el próximo año (dos por ciento). Además, la faena de vacas –que provee el mismo tipo de carne para industria que se importa– es hoy muy alta, porque el ciclo ganadero está en una fase muy próxima a la liquidación.

Por otro lado, hay una oferta récord de carne de pollo y de cerdo, en un país donde los consumidores son muy sensibles a los cambios de precios relativos entre las tres principales carnes (vacuno, cerdo, pollo). Si se toman en cuenta los primeros sondeos de nuestros industriales en el mercado de Estados Unidos y se observa además lo que hoy ya está exportando Uruguay, se puede decir que en una primera etapa se embarcarán al mercado estadounidense cortes magros del cuarto delantero (90 CL) y cortes de la rueda (bola de lomo, cuadrada). Junto con volúmenes acotados de bifes y lomos para el importante “nicho” de mercado de las steakhouses, muchas de los cuales querrán tener en su menú carne de origen argentino.

Puede esperarse también que se hagan embarques de cortes kosher para la gran colectividad judía de ese país, que puede incluir cortes de novillo provenientes del feedlot. También se podrán colocar interesantes volúmenes de entraña, corte/achura muy popular hoy entre los habitantes del país del Norte, tanto en parrillas como en supermercados. Pero lo que abre más expectativas es sin duda la provisión de carne “a pasto”, segmento del mercado que es una fracción de la demanda total (cinco por ciento), pero que está creciendo a una tasa de 30 a 40 por ciento anual acumulativo.

Existe una demanda enorme por carne “orgánica”, o “natural”, que en Estados Unidos es muy cara de producir, y que actualmente ya están proveyendo Australia y Uruguay. A priori, el mercado estadounidense sería importador de trimmings y manufactura para industria, pero en los últimos años la demanda de importación se oriento hacia cortes de mayor valor para consumo directo. Australia está vendiendo por año unas 65 mil toneladas peso producto de precio medio, enfriados, de animales alimentados a pasto. Uruguay colocará este año allí carne por un valor de 220 millones de dólares.