• carrusel1.png

Bienvenidos al Sitio de la Sociedad Rural Reconquista

83° EXPOSICIÓN RURAL 2017 DE RECONQUISTA
14° FORO GANADERO y 15° EXPOSICIÓN REGIONAL
4ta EXPOSICIÓN DEL NIÑO Y LA RURALIDAD

 

  • Preparate para la Expo 2017.-

  • Fecha confirmada del 31 de Julio al 7 de Agosto de 2017.-

 

En los últimos años se potenció la idea de un manejo inadecuado del recurso agua en nuestra provincia.Siempre se trabajó sobre las consecuencias; hoy es imprescindible hacerlo sobre las causas

En realidad, lo que nunca hubo fue una estrategia para saber cómo evacuar los excedentes cuando hay inundaciones y aprovechar lo que debería acumularse para las épocas de sequía. El problema es mucho más complicado que esta apreciación. Es cierto, pero también es cierto que el problema no es exclusivamente de una provincia. En otras palabras, siempre analizamos las consecuencias, nunca se atacaron las causas. Así lo demuestran los últimos tres años, cuando el cambio climático aportó registros de lluvias abundantes que impactaron, especialmente en los aspectos económicos y sociales.

 

Nuestra provincia se colmó de problemas: en el norte sigue la emergencia, en el oeste las pérdidas se cuantificaron en millones de pesos, y en el extremo sur, hay variadas intenciones pero pocas concreciones. En el norte, por ejemplo, se trabaja en el diseño de la reformulación de los Bajos Submeridionales, teniendo en cuenta que han variado los registros pluviométricos. Por otra parte, la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe), alertó “gruesos errores” en una obra hídrica para Córdoba y Santa Fe, como es el caso de la readecuación del canal San Antonio-Arroyo de Las Tortugas, tramo San Francisco-río Carcarañá, que permitirá mitigar el impacto de las inundaciones en importantes zonas productivas de Santa Fe y Córdoba. En esa obra el gobierno nacional invertirá más de 770 millones de pesos. Una vez finalizada, beneficiará a 600 mil hectáreas productivas y 168 mil habitantes. Ángel Borrello, coordinador de la Comisión Hídrica y Vial de Carsfe, explicó la crítica: “Se está convalidando la conexión de una cantidad de canales que superan largamente la actual capacidad del río” y planteó que la iniciativa debería tomar como punto de inicio la desembocadura del Carcarañá en el Paraná. Estos trabajos tienen antecedentes. La primera canalización se hizo en 1939 y después, más allá de una pequeña inversión que se hizo en 1980, no se hizo nada más.

 

Donde tampoco avanzan las obras requeridas en el departamento General López. Volvió la emergencia en la zona de influencia de la laguna La Picasa, que crece desde 1985. Hoy esa laguna se encuentra 8,20 metros por arriba del nivel normal y hay más de 100 mil hectáreas inundadas en una de las zona más ricas del país. Si el problema económico es crítico, el social es grave. Centenares de familias emigraron en los últimos tres años. Son grupos que terminaron engrosando las villas de emergencia del Gran Rosario o el Gran Buenos Aires. Juan Carlos Duhalde, titular del comité de la cuenca fue terminante: “Si faltan obras porque no se ejecutaron durante más de 20 años, hoy no le podemos echar la culpa a la lluvia”. Los especialistas consideran que La Picasa creció 35 veces desde 1985 hasta hoy. Walter Ramanzín, presidente comunal de Aarón Castellanos, graficó: “Desde Rufino a (Aarón) Castellanos es un mar. Los campos están todos bajo el agua”, sentenció. Como sucede con el oeste, la problemática de La Picasa involucra no sólo a Santa Fe sino también a Buenos Aires y Córdoba. Los excedentes que superan la Ruta Nacional 7 llegan a Buenos Aires y amenazan con inundar zonas productivas que integran el núcleo dedicado a las campañas granarias. La solución que se proyecta es la salida de los excedentes de La Picasa hacia el río Paraná, que aparentemente la Nación estaría dispuesto a financiarlo. La sugerencia es reforzar los trabajos de los próximos meses, donde, según los pronósticos climáticos, habría un verano normal y un otoño seco por la posible llegada de La Niña.

 fuente:ElLitoral