• carrusel1.png

Bienvenidos al Sitio de la Sociedad Rural Reconquista

83° EXPOSICIÓN RURAL 2017 DE RECONQUISTA
14° FORO GANADERO y 15° EXPOSICIÓN REGIONAL
4ta EXPOSICIÓN DEL NIÑO Y LA RURALIDAD

 

  • Preparate para la Expo 2017.-

  • Fecha confirmada del 31 de Julio al 7 de Agosto de 2017.-

 

En el frigorífico de Reconquista, el quinto más importante del país, estiman que procesarán más de 200.000 cabezas en el 2017 y anuncian nuevas inversiones.

 

Desde su base en Reconquista, en el noreste de Santa Fe, el frigorífico Friar acelera el ritmo de faena y las inversiones con el objetivo de crecer en dos frentes: el mercado interno y la exportación. El año pasado se procesaron 188.000 cabezas y este año estiman que el volumen oscilará entre los 200.000 y 210.000 animales, una cifra que representa un crecimiento interanual de entre un 6% y un 10%.

 

El dato se lo confirmó a Clarín Rural Dante Sartor, el director del quinto frigorífico más importante del país en volumen de faena y el cuarto si se consideran las exportaciones.

En las instalaciones de Reconquista, que recorrió Clarín Rural, le meta es llevar la capacidad instalada de 800 a 1.100 animales por día, con una inversión de 5 millones de dólares, que se realizará en los próximos dos años. El objetivo, además, es adecuar la planta a los nuevos requerimientos del mercado kósher de Israel (por ejemplo contar con cajones rotatorios para la faena), un cliente importante de la ganadería argentina, al punto que hay unos 20 rabinos que se turnan para viajar a Reconquista y supervisar que se cumplen todos los ritos que exige este destino.

Pero el mercado externo sigue siendo un negocio central. “Somos el principal exportador argentino de la Cuota 481 a Europa”, destacó Javier Maggio, que gerencia el feedlot de Friar (“Los corrales de Nicanor”), ubicado a 30 kilómetros de la planta. Tiene capacidad para alojar 30.000 cabezas y puede abastecer la mitad de la demanda de la planta. En el engorde juega un rol clave la burlanda húmeda de maíz, que viene de la planta de etanol de Vicentín, y la perilla de algodón -que aporta fibra a la ración- que también proviene de otra empresa del grupo.

En la planta frigorífica sorprende la especificidad de cada producto cárnico. Con un estricto esquema de trazabilidad, se embalan bifes premium para Alemania y otros países de Europa, cortes especiales kósher y también se abastece la nueva demanda de China, que explotó en los últimos años y revalorizó los cortes de menor valor. “En la facturación, el principal mercado sigue siendo Europa pero en volumen ya es China, con cortes más baratos, como el garrón y el brazuelo, entre otros”, explicó Alberto Gorleri, gerente de Comercio Exterior de Friar.

A partir de las proyecciones de crecimiento en el consumo global de proteínas cárnicas, Friar también desarrolló un complejo avícola y una línea de hamburguesas y salchichas entre otras inversiones.

“Nuestra idea es seguir creciendo en los dos frentes, mercado interno y la exportación, y para eso es clave volver a ingresar a Estados Unidos y a otros países como Corea y Japón”, concluyó Sartor.

 

Fuente: Clarín Rural