• carruse1l8.jpg
  • carruse1l9.jpg
  • carruse5l.jpg
  • carruse6l.jpg
  • carruse7l8.jpg
  • carruse9l.jpg
  • carruse15l9.jpg
  • carrusel.jpg
  • carrusel1.jpg
  • carrusel2.jpg
  • carrusel5.jpg
  • carrusel7.jpg
  • carrusel8.jpg
  • carrusel15.jpg
  • carrusel88.jpg
  • carusel5.jpg

Bienvenidos al Sitio de la Sociedad Rural Reconquista

85° EXPOSICIÓN RURAL 2019 DE RECONQUISTA
16° FORO GANADERO y 17° EXPOSICIÓN REGIONAL

 

  • Preparate para la Expo 2019.-

  • Fecha confirmada del 29 de Julio al 5 de Agosto de 2019.-

Hay 2.500 hectáreas donde se perdió gran parte de la producción de papa y verduras. Representa un 30% de la producción de la que se abastece Córdoba.

La fuerte pedrea que azotó a la zona sur de la ciudad de Córdoba durante el último sábado 7 de noviembre generó daños totales en el 90 por ciento del cinturón verde ubicado entre los caminos a San Antonio y la Ruta 9 Sur.

 

“La zona más afectada comprende una vasta región que abarca los campos de camino a San Antonio, Camino a San Carlos, Camino a 60 cuadras, Bouwer y La Carbonada”, informaron desde la delegación Córdoba de Federación Agraria Argentina (FAA).

 

Uno de los productores de la zona asociado a la entidad, Miguel Campetella, comentó que “estamos haciendo una evaluación con los ingenieros agrónomos, pero los daños son totales en más o menos 90 por ciento del cinturón verde de la zona sur. Son unas 2.500 hectáreas en las que se afectó todo lo que había sembrado”.

 

Papa y verduras

 

El granizo afectó a plantaciones de papa y verduras de hoja, como lechuga, acelga, brócoli y achicoria, así como también a lotes sembrados con trigo. Campetella estimó que en la zona afectada se produce entre 30 y 40 por ciento del total de los alimentos que diariamente se venden en el Mercado de Abasto, por lo que no se puede descartar que haya problemas de abastecimiento y alguna suba de precios temporal a raíz de la falta de oferta.

 

“Algo se puede llegar a recuperar de papa porque está bajo tierra, pero no mucho. Ha sido terrible el daño. Fue una verdadera lluvia de piedras. No recuerdo algo de esta magnitud en mi historia como productor”, se lamentó Campetella.

 

“Las plantas de papa que a esta fecha tenían más de 50 centímetros de alto han quedado trituradas, sólo se ve un cabito saliendo de la tierra. Las pérdidas son dantescas, realmente no sabemos cómo superar esto”, agregó.

 

La Voz del Interior